Categorías

EL ARCO CATENARIO

Al consultar el Diccionario Larousse, encontramos la definición geométrica de Arco como una porción de curva, en cuanto a Catenaria también conocida como Trocoide o Cicloide, el diccionario lo define como un término igualmente geométrico, indicando que es una curva formada por una cuerda flexible colgada de dos puntos fijos. Por lo tanto Catenaria es la curva descrita por una cadena suspendida por sus extremos de dos puntos fijos, y sometida a fuerzas gravitatorias uniformes. La palabra Catenaria deriva del latín catenarius que significa propio de la cadena.

Matemáticamente se denomina catenaria a la curva que adopta una cadena, cuerda o cable, perfectamente flexible, cuya masa está uniformemente distribuida por unidad de longitud, dicha cadena se halla suspendida por sus extremos de dos puntos fijos o apoyos, y sometida a una fuerza de gravedad uniforme Algunos autores consideran que el arco en general fue conocido y utilizado por los Asirios y Babilonios por lo menos dos mil años antes de la era cristiana, considerando a esta forma geométrica como emblema de belleza y de fuerza, indudablemente esta solución estructural permite una mayor distancia entre los apoyos o luz, a la par que brinda una muy buena solución para absorber todas las cargas del edificio que la someterán.

El Arco Catenario fue descrito matemáticamente en los años 1690, por físicos y matemáticos, entre los que se destacan Gottfried Leibniz, Christiaan Huygens y Johann Bernoulli, quienes desarrollan sus formulas y escriben tratados sobre ella. En la Arquitectura moderna el Arquitecto Catalán Gaudi, utilizó el arco catenario invertido, para el desarrollo de muchas obras de construcción de innegable belleza y seguridad estructural. En las construcciones antiguas y rudimentarias, a fin de crear espacios o luz entre los apoyos de una edificación, se utilizaron los dinteles o vigas horizontales, que sostenidas por dos puntos de apoyo distantes entre sí, por ejemplo muros o columnas, permitían crear vanos vacíos debajo de sí mismas, creando soluciones para grandes espacios, tanto como para puertas y ventanas.

En masonería se considera que el primer arco fue diseñado por el Gran Arquitecto, y entregado a la humanidad como una señal permanente, de que nunca más enviaría las aguas para la purificación de la humanidad, en referencia al diluvio universal. En este gran arco luminoso, la piedra fundamental o clave perfecta, es el Gran Arquitecto. La masonería conmemora el Arco Iris como símbolo de la alianza hecha por Dios con Noé cuando, al salir éste del arca, se le mostró el Arco Iris como signo de reconciliación entre el cielo y la tierra. El Arco Iris por su importancia simbólica, figura entre los símbolos del Rito de Adopción y otros Ritos. La interpretación estructural y arquitectónica del arco, se halla directamente relacionada con el sillar o cuña del arco, que es la piedra clave, la misma que confiere al conjunto gran belleza, junto a la estabilidad y resistencia requeridas. Ahora bien, el desarrollo del arco en interpretación masónica, se logra por la piedra clave, que rodeada por dos piedras denominadas contraclave, transmiten todas las energías de la estructura a las otras piedras vecinas y contiguas o dovelas, hasta descansar en las columnas.

Esta piedra Clave también conocida como la piedra de la bóveda, es la piedra que concluye la estructura, es la última en colocarse y no requiere de material aglutinante. En la masonería del Real Arco, el templo está construido de la misma manera en que se desarrolló el Templo de Jerusalén, la base de nuestro Templo es un verdadero arco catenario, el que desarrolla la cripta o bóveda, recordemos que la bóveda es la proyección de un arco, es decir es un arco con profundidad. Nuestro templo está formado en el lado Norte, por la columna de compañeros a cuya cabeza se encuentra el Escriba Esdras, por el Sud la columna de compañeros bajo el escriba Nehemias, estas son las dos columnas sostén de los templos masónicos. Conecta, une y enlaza a estas dos columnas, por el lado este del templo, es decir por el oriente, un Arco Catenario, en cuyo centro se ubica el Primer Principal, representando a la piedra clave que transmitirá al capítulo la energía para resistir todas las fuerzas negativas, dotando a las columnas de fuerza y belleza. Esta piedra clave que es la evolución de la piedra cúbica y de la piedra cúbica piramidal, es por sus medidas única en el arco, medidas especiales que forman una cuña, la misma que ajusta y equilibra perfectamente la estructura en arco de nuestros templos, dotándolos de estabilidad y hermosura. A los lados de la piedra clave, se encuentran las piedras contraclaves, que representan al segundo y tercer principal respectivamente, ambos con la misión de coadyuvar en las labores del Muy Excelente Zorobabel, a fin de dotar a toda la estructura del capítulo la estabilidad y el equilibrio requerido.

En la ceremonia de exaltación, por instrucciones del Muy Excelente Zorobabel, ubicados frente al coronamiento de la cámara abovedada, y pretendiendo descender a su interior, debemos retirar las piedras contraclaves, ya en el interior de la cámara escuchamos pasajes de las escrituras, y en la penumbra procedemos a buscar un pergamino, el mismo que una vez hallado, no lo podemos descifrar por encontrarnos en la obscuridad. Entonces el Muy Excelente Zorobabel, nos instruye retirar la piedra clave, y de esa manera permitir que la luz invada el recinto, en esas condiciones recibimos la Luz de la Sagrada Palabra.

Todos nosotros para entrar en este sagrado recinto, nos hemos visto obligados a derribar las piedras clave y las contraclave, piedras que conforman el coronamiento del Arco Catenario. De esta manera hemos permitido el ingreso de la luz, de esa benefactora luz que nos permitirá construir nuestros templos interiores, los mismos que adornaremos con la práctica de las virtudes sociales y morales, solo de esta manera podremos conocer en todo su esplendor y poder, el nombre inefable de Dios.

Al trabajar cumpliendo sagradamente nuestros juramentos, y respetando los principios masónicos que nos unen, desarrollemos nuestra vida en forma armónica, disciplinada y que la luz que ingresa por el coronamiento de la bóveda, ilumine y esclarezca nuestra conciencia.

C. Eduardo Alaiza de Achá

Bibliografia:

Cassard André MANUAL DE MASONERÍA, Editorial Grijalbo, México D. F. – México 1981

Frau Abrinés Lorenzo DICCIONARIO DE MASONERÍA Editorial Grijalbo, México D. F. – México 1990

Gallatin Mackey ENCICLOPEDIA DE LA FRANCMASONERÍA Editorial Grijalbo, México D. F. – México 1981

Inarra Ayllón Luis COMPENDIO DE PLANCHAS, S. C. Excelsior Nº 39 La Paz – Bolivia, 2002 Velasco Q. Franz

COMPENDIO DE PLANCHAS, S. C. Excelsior Nº 39 La Paz – Bolivia, 2002 INTERNET

www.exploratorium.edu wikipedia.org/wiki/catenaria

Vistas:
333

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si deseas publicar un trabajo envíalo a esotomayor@alianzafraternal.org