Categorías

Carlos Torrez Belmonte: TECNOLOGÍA INFORMÁTICA APLICADA EN LA EDUCACIÓN MASÓNICA Y ANÁLISIS DE LOS HERMANOS MILLENNIALS

Columna libre

Carlos Torrez Belmonte: TECNOLOGÍA INFORMÁTICA APLICADA EN LA EDUCACIÓN MASÓNICA Y ANÁLISIS DE LOS HERMANOS MILLENNIALS 

INTRODUCCIÓN Y OBJETIVOS 

Hoy, la tecnología está pasando a ser parte natural de las personas. Se encuentra presente en todo lo que nos rodea, desde el trabajo, los círculos más cercanos y nuestro propio hogar. En este proceso digital, la educación y las comunidades digitales juegan un rol fundamental, no sólo porque permite a los Masones adquirir habilidades necesarias para ser parte de esta sociedad enfocada en el conocimiento tecnológico, sino que contribuye en su propia experiencia de aprendizaje. 

Como Orden Masónica, debemos integrar la tecnología en todo momento, esto, va más allá del simple uso de la computadora y el celular, requiere de la participación activa por parte de los Hermanos, la interacción de manera frecuente entre los Vigilantes y los Hermanos de sus columnas, la participación y colaboración en comunidad y la conexión con el mundo real. (1) 

Incorporar estas herramientas en la educación masónica aporta una serie de beneficios que ayudan a mejorar la eficiencia y la productividad en las Logias, así como aumenta el interés de los Hermanos en sus actividades académicas. 

Lograr la innovación en la prácticas pedagógicas aplicadas en la Masonería a través de la paulatina integración de las TICs en los procesos de enseñanza-aprendizaje, para desarrollar en los Hermanos valores éticos, morales y habilidades cognitivas de conocimiento que le permitan adquirir aprendizajes significativos y de esta forma estar preparados para pensar y razonar en forma crítica y reflexiva logrando insertarse y desenvolverse eficientemente en su continuidad dentro de la Orden, en su vida laboral y en nuestra sociedad. 

Por otro lado, un importante sector de la Orden son los llamados “millennials”, Hermanos jóvenes que tienen una preparación de grado superior: Así lo determina la investigación que realizó hace unos años BBVA Research. Pero, en la actualidad, algunos medios defienden que los jóvenes no sólo quieren conseguir títulos universitarios y un trabajo estable: muchos se convierten en emprendedores con ideas novedosas, incluso premiadas. 

Los Hermanos „millennials‟ son desafiantes ante los retos del futuro: las empresas, si quieren conquistarlos y mantener el talento entre sus filas, deben atender a estos datos de Deloitte: valoran la flexibilidad, el trabajo desde casa y el reconocimiento no por años, sino por sus funciones. Las organizaciones que no sepan dar respuesta a estas peticiones perderán parte del personal más joven en cinco años. 

El problema de esta generación va incluso más allá de no ver satisfechos sus objetivos laborales: tienen dificultades para encontrar un empleo fijo, emanciparse y, por lo tanto, muchos aún viven en casa de sus padres y no tienen una buena situación económica. Les gusta tener muchas actividades, lo que hace que, si alguna no le gusta, renuncien inmediatamente; y esto es lo que está sucediendo en nuestra Orden, por tanto, nuestro objetivo es comprender a los Hermanos Millennials, su forma de aprender y su manera de ser y actuar dentro de nuestra Orden. 

Objetivos Específicos. 

Comprender las relaciones entre “Sociedad de la Información”, “Ciudadanía Digital” y “Tecnologías de la educación”. 

Comprender los marcos teóricos para la enseñanza y aprendizaje en entornos tecnológicos. 

Comprender las características de los distintos medios y recursos tecnológicos para su integración en la educación masónica. 

Reflexionar sobre el entorno personal de aprendizaje en los Hermanos Millennials para fortalecerlo y enriquecerlo. 

DESARROLLO 

Para utilizar tecnología informática en la educación masónica, primero debemos instruirnos en el desarrollo de Comunidades Digitales, segundo enseñando sobre Ciudadanía Digital y tercero entendiendo y comprendiendo a los Hermanos actores. Creando Comunidades digitales 

Nos encontramos a inicios del siglo XXI y en estos primeros años los avances tecnológicos que hemos experimentado están cambiando nuestros hábitos de vida a una velocidad inusual hasta la fecha. Por este motivo, me parece que es un momento excepcionalmente interesante para reflexionar sobre el efecto Roseto tanto desde un punto de vista biológico como antropológico. 

En la década de 1960, antes de inventarse los fármacos contra el colesterol y contra otras afecciones cardíacas, en Estados Unidos había una epidemia de infartos. En una pequeña ciudad de Pennsylvania, Roseto, nadie sufría ninguna enfermedad cardíaca antes de los 75 años. Esto llamó la atención de los doctores Steward Wolf y John Bruhn. Algo pasaba en esa pequeña ciudad que la hacía diferente. 

La ciudad había sido fundada por inmigrantes italianos procedentes de un pueblo al pie de los Apeninos llamada Roseto Valfortore. Este pueblo era extremadamente humilde, y fue por esa razón por la que a partir de 1882 comenzó una emigración hacia Estados Unidos. Los primeros en llegar fundaron la Roseto americana y poco a poco fueron recibiendo a sus paisanos de Italia. En 1894 ya eran 1200 los que habían dejado casi desierto su pequeño pueblo italiano para poblar el nuevo Roseto americano. Debido a los conflictos étnicos entre las muchas comunidades llegadas a América en esas épocas, cada comunidad se mantenía casi mono-cultural (irlandés, polaco, italiano, etc.), con lo que en Roseto, durante la primera mitad del siglo pasado, no se hablaba más que el dialecto italiano de su zona de origen. Era un micro-mundo autosuficiente y aislado de su entorno. 

Se empezó la investigación constatando que: 

  • Nadie menor de 55 años había muerto de infarto, ni mostraban síntomas de afecciones cardiacas. 
  • Los mayores de 65 sufrían la mitad de problemas cardiovasculares que la media americana. 
  • La tasa total de mortalidad era 35% menor que la del resto de América. 
  • No había suicidios, ni alcoholismo, ni drogadicción, y apenas delincuencia. 

En conclusión, en este pueblo… ¡sólo se morían de viejos! ¿Cuál era la razón?, ¿La dieta?, ¿El ejercicio?, ¿La genética?, ¿La región? En definitiva, los rosetinos habían creado una poderosa estructura social de protección capaz de defenderlos de las presiones del mundo exterior. Era sorprendente el igualitarismo de la comunidad, que desalentaba a los ricos a hacer alarde de su éxito y ayudaba a los perdedores a disimular su fracaso. Todos eran conscientes que disponían de una comunidad dispuesta a ayudar si era necesario. En definitiva, no sufrían del estrés social en el que el resto de la sociedad americana estaba sumida. (2) Podríamos concluir que lo que da la felicidad no es el dinero, sino “los Nuestros y las Comunidades”, resumiendo: la familia y los amigos nos alargan la vida. El compartir las experiencias unos a otros a través de los medios tradicionales “face to face” de forma presencial, en nuestro tiempo se traduce mediante las nuevas herramientas y aplicaciones de comunicación como el ordenador, celular, tablet, utilizando las herramientas Whatsapp, Google +, Facebook, Twitter, Instagram, etc., de acuerdo al ejemplo anterior, probablemente tengan el mismo efecto positivo en nuestra salud y estado emocional, y podría apostar que si realizamos una introspección y un análisis interno en la comunidad, se desarrollan los mismos procesos de comunicación. 

Gracias a estas comunidades virtuales compartimos día a día y así se generan similares experiencias emocionales como la alegría de encontrarse y conversar con un amigo, el enojo por enterarte de algunos temas, el ruborizarse, la pasión por aprender y compartir, el ser cauto y libre con lo que compartes y muchos otros aspectos. Nuestras comunidades se extendieron potencialmente dándonos posibilidades de una mayor experiencia de aprendizaje y proporcionarnos mayores espacios de colaboración es así que vamos creando una nueva cultura. (3) 

Ciudadanía Digital 

Para el Diccionario de la Real Academia Española, ciudadanía es el conjunto de ciudadanos de un pueblo o nación. Ciudad, ciudadano, ciudadanía; todos, para conformarse, requieren un espacio de comunicación, un espacio de diálogo, que permite la construcción y conformación de derechos y deberes comunes. Este espacio de diálogo es lo que podemos denominar sociedad (Galindo, 2009). 

La palabra digital, en tanto, en el diccionario mencionado, se refiera a los números y en particular a los instrumentos de medida que se expresan con ellos. Lo digital es lo contrario de lo analógico que permite infinitos valores y graduaciones. Por tanto, la ciudadanía digital puede definirse como las normas de comportamiento que conciernen al uso de la tecnología, es por eso la importancia de convertirnos en ciudadanos digitales, conformando así las habilidades básicas que se deben poseer. 

Según la Ley de Ciudadanía Digital de la Asamblea Legislativa Plurinacional del Estado Plurinacional de Bolivia en su Artículo 4 indica: La ciudadanía digital consiste en el ejercicio de derechos y deberes a través del uso de tecnologías de información y comunicación en la interacción de las personas con las entidades públicas y privadas que presten servicios públicos delegados por el Estado. 

De una manera estrecha, la ciudadanía digital puede verse como el conjunto de derechos y responsabilidades de los ciudadanos con respecto a las tecnologías. Pero también se refiere a la aplicación de los derechos humanos y los derechos de la ciudadanía en la sociedad de la información. Ser ciudadano implica reconocerse y ser reconocido como parte de una comunidad para poder asumir derechos y deberes con las peculiaridades de la nueva comunidad digital en la que se habita. 

Desde hace años, la sociedad digital invade muchos aspectos de la vida social. Nos comunicamos a través de las tecnologías, accedemos a la información y compartimos vivencias desde espacios en los que muchas veces perdemos el control. Para nosotros y para nuestros Hermanos es un entorno nuevo en el que hay que saber desenvolverse y en el que oportunidades y riesgos conviven. 

Las redes sociales ponen en práctica modelos de intercambio que permiten que cada ciudadano pueda ser, potencialmente un comunicador donde todos alimentan con sus participaciones y creaciones, los saberes individuales y colectivos. Ser ciudadano digital nos ubica en el espacio global que ofrece un carácter igualitario al tener la posibilidad de emitir información, no importando edad, género, condición económica u otra situación que pueda establecer una exclusión. Las tecnologías obligan a considerar aspectos como la naturaleza de los conceptos de ciudadanía y de identidad, que es el punto de partida en el mundo digital. 

Si bien es deseable que exista un empoderamiento, este se logra a través de la educación, que parte de un pensamiento crítico, y de la capacidad de adaptarnos a los diferentes grupos y espacios, dar sentido a la información y generar conocimiento, aprovechar las tecnologías para resolver problemas, navegar por diferentes medios, utilizar el pensamiento distribuido y las multitareas e incluso, pasar de ser usuario a administrador y generador de contenido. 

Con todo, ser ciudadano digital solo es posible si se está conectado, significando esto, no solo el acceso sino la calidad del servicio. Es por ello que como ciudadanos digitales afrontamos un reto pedagógico ante las tecnologías digitales pues nos toca construir la unión de dos espacios, el virtual y el social, en uno nuevo, de enseñanza y aprendizaje que es el presente en las nuevas generaciones. 

El papel de la educación en la formación de la ciudadanía digital es un reto que no se puede evadir. El uso de las tecnologías en la educación está generando nuevas prácticas de enseñanza y de aprendizaje, modificando sustancialmente el papel tradicional del que enseña y el que aprende en el mundo de la realidad que representa la ciudadanía digital. 

Una de las principales características de la ciudadanía digital es que es global, ya que no la restringen fronteras geográficas ni políticas. Lo que lo privilegia es la información la cual se encuentra dispersa en el mundo, ello ha permitido que se creen diversas y variadas posibilidades para la interacción, la representación y la navegación de forma multidireccional. (4) 

También es igualitaria, en tanto que todos los miembros de una comunidad virtual pueden ser emisores de información y no solo receptores ya que la virtualidad favorece la comunicación dialógica a través de las redes que cambian los modos de relacionarse, se trata de un acto de construcción y de conexión donde todos tienen la misma posibilidad de interactuar. 

Hermanos Millennials 

Ellos son consecuencia de las nuevas tecnologías y del consumismo. Por tanto, para poder acompañar a esta generación tenemos que cambiar radicalmente la forma de educar, creando comunidades tecnológicas, bajo el paraguas de la ciudadanía digital. Se han llamado Millennials o generación “Y” a los nacidos desde los años noventa y que han llegado a la adultez con el cambio de siglo. La mirada psicosociológica los describe como la generación que nace y crece pegada a la pantalla y vive en la red, por eso son los hijos de la posmodernidad. 

Son descritos como nativos digitales, hiper informados y sufren de pánico al desconectarse de sus aparatos electrónicos. Se declaran totalmente independientes sin realmente serlo, viviendo con frecuencia con sus padres. Creativos y rebeldes, no aceptan jefes y han generado el modelo de la “empresa anárquica” con grandes resultados. Sin lugar a equívocos, están cambiando el mundo. Uno de los desafíos más grandes al impartir Instrucciones Masónicas es enseñar en la era de teléfonos celulares, ya que, si bien pueden provocar distracciones o falta de atención, pueden ser usados como objetivo educativo a través de estrategias de acceso al conocimiento. 

Más difícil aún, es enseñar en épocas donde las tecnologías de la comunicación permiten obtener respuestas instantáneas a las demandas, ya que requiere de estrategias adecuadas para su uso como recurso de enseñanza. Los Millennials, son la primera generación que ha crecido con los medios digitales y están embebidos en estos tipos de dispositivos, a tal punto que sus cerebros funcionan también de manera diferente. Son hábiles suprimiendo los distractores, ignorando la información no relevante, seleccionando solo aquello que les interesa según su objetivo. Es más, renuncian a muchas actividades si no les gusta, claro ejemplo es el ausentismo y el alejamiento de éstos Hermanos en nuestra Orden. (5) 

Por todo lo descrito anteriormente, debemos estar preparados para apoyar, empoderar y motivar a todos estos Hermanos nuevos que tiene la Orden. 

CONCLUSIONES 

Para acceder a un modelo de enseñanza actual colaborativo o denominado 4.0, no basta con el uso de tecnologías digitales, sino que se requiere de un cambio en diferentes órdenes: interactuando en la inducción del profano antes de su Iniciación masónica, para luego en la fase masónica empoderarles en el aprendizaje basado en tecnologías informáticas que proporcione la Orden. Esto requiere por parte de los Hermanos Vigilantes un proceso de actualización que les permita acceder a un nuevo rol en el proceso de enseñanza – aprendizaje, convirtiéndose en un verdadero coaching educativo. Sin embargo, para el otro porcentaje de hermanos no Millennials, es importante entender que el término “tercera edad” más que una desventaja sea una oportunidad con un nuevo término “envejecimiento activo”, donde estas personas se vean beneficiadas de las TIC. 

En el mundo de hoy, ya sea para un Hermano, una empresa u organización, poder acceder a las tecnologías de la información y comunicaciones (TIC) es un requisito importante para participar de una sociedad cada vez más dependiente de la tecnología. Las TIC serán un elemento dinamizador fundamental en la sociedad. Por consiguiente, quienes, individual y colectivamente, logren desarrollar la infraestructura y las capacidades para utilizarlas serán privilegiados, tendrán mayor capacidad de decisión e influirán en la construcción de la sociedad del conocimiento. 

El conocimiento permite diseñar, producir y exportar tecnologías, es decir, la producción intelectual en áreas disciplinarias específicas en las sociedades del conocimiento está orientada a satisfacer necesidades propias de cada país. En muchos casos estos avances benefician también a otros países pues a través de la importación de tecnologías, métodos y herramientas, mejoran su desarrollo científico y te

cnológico. (6) La forma más rápida y efectiva de revertir la tendencia negativa de la competitividad de un país es mejorando la eficiencia en el uso de los factores de producción tecnológica. 

Nuestra labor es diseñar y producir un servicio educativo innovador de aprendizaje abierto a todos los Hermanos, utilizando los dispositivos tecnológicos adecuados (celular) para aprovechar sus potencialidades en el proceso de aprendizaje en el ámbito masónico. Debemos proporcionar acceso a los servicios educativos a cualquier Hermano desde cualquier lugar, de forma que pueda desarrollar acciones de aprendizaje autónomamente, con ayuda de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. 

Para ello, uno de los caminos más eficaces es la adopción de tecnologías de información y comunicaciones (TIC). En este sentido, el primer paso es entender la situación actual en el uso y aprovechamiento de las TIC, el segundo paso es crear comunidades virtuales y finalmente educar en ciudadanía digital y sus diversas acciones para promover el uso de todas esas tecnologías. 

PALABRAS CLAVES 

TICs Tecnología Informática y Comunicaciones Ciudadanía Digital Comunidad Virtual Millennials 

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA 

(1) Jiménez Silva, Juan Ubaldo, Manual del Masón Instructor. Pág. 5; 2015 (2) Malcolm Grandwell. Outliers. En Roseto solo se mueren de viejos. https://caminosquenollevanaroma.wordpress.com/2011/04/05/en-roseto- pennsylvania- solo-se-mueren-de-viejos/
(3) Universidad de Antioquía, Percepciones, uso y apropiación de TIC. http://aprendeenlinea.udea.edu.co/lms/investigacion/mod/page/view.php?id =2075
(4) U-Planner. Beneficios de la Tecnología en Educación https://www.u- planner.com/es/blog/beneficios-de-la-tecnología-en- educación
(5) Semana. Los Millennials y la Educación. https://www.semana.com/educacion/articulo/la-educacion-que-necesitan- los- millennials/543537
(6) Universidad de la Laguna. Manuel Area. La educación en la sociedad digital. https://www.youtube.com/watch?v=qCiL3JsiX3s 

Vistas:
415
Categoría:
General

No se permiten comentarios.

Si deseas publicar un trabajo envíalo a esotomayor@alianzafraternal.org