Categorías

Antonio Vivaldi: Las Cuatro Estaciones

PRIMAVERA
La asombrosa historia.

Lo que diferencia a esta canción del resto no se halla únicamente en su hermosa composición, sino que reside en el hecho de que el día de su estreno la audiencia recibió una serie de poemas para leer mientras transcurría la interpretación.


Si bien muy poca gente comprendía lo ocurrido, acababan de presenciar los primeros pasos de La música programática o música con elementos narrativos. Un género que tiene como objetivo aludir cierto tipo de imágenes o ideas al oyente.


Una hermosa combinación de imágenes ilusorias llegan al instante, mostrando en todo su esplendor la magia de la primavera. Algo que representa un enorme valor cuando eres una de esas personas que no conoce en persona ninguna de las temporadas por vivir en un país tropical.
Claramente existen sonetos correspondientes para cada movimiento de cada estación de la pieza musical, y cada uno posee el mismo efecto enriquecedor de situarnos en una escena en particular. Existiendo ciertas dudas de su procedencia, la teoría que se mantiene es que su autor fue el propio Vivaldi, dejando anotaciones específicas sobre cómo cada sonido sería interpretado y con qué instrumento.

Las presentaciones de la inspiradora canción ofrecían un espectáculo elaborado, presentando los poemas para acompañar los sonidos y existiendo ocasiones donde el compositor se sentía tan inspirado como para salir a escena e interpretar Las Estaciones por sí mismo. Donde mostraba más de la cultura alrededor de estos músicos y sus personalidades muy similares a la estrella de Rock promedio.


Recuerdo la primera vez que escuché el furor de la música, unos años atrás sin estar situado entre aristócratas y más bien en un comercial de Shampoo. La magia de las burbujas se combinaba a la perfección con el miedo del invierno, produciendo una bomba de sentimientos que además de hacerme desear terriblemente una botella de producto para el cabello, fue la primera vez de muchos viajes por la delicia de esta obra maestra. Y pensar que fue olvidada por casi cien años, se nota que no tenían muchos comerciales en esa época.

El video:

Por: Benjamin Saucedo Montoya
Caridad y Tolerancia N° 30

Vistas:
99
Categoría:
General

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *