Categorías

ANTIGÜEDAD DEL SANTO REAL ARCO

Intentar rastrear el origen de la historia y el desarrollo de la orden del Santo Real Arco, es un ensayo demasiado difícil e ideal, tratándose en dar en este trabajo tan solo un pequeño resumen de esta recopilación de datos sobre el tema, en vista de la escasa información literal disponible. Pido a los hermanos su tolerancia por los errores o inexactitud del mismo. Largamente se ha discutido acerca de la manera en que la masonería Real Arco entró en existencia. ¿Estaba
presente de alguna forma silente en las primeras épocas de la masonería especulativa o definitivamente es sólo una innovación de la primera mitad del siglo XVIII?

Quienes aceptan la primera posibilidad creen que mucho antes de la fecha registrada más antigua del Arte – en la Aceptación, de la Compañía de Masones de Londres en 1621 y cuando fue ¨hecho¨ Elias Ashmole en 1646 – había una
leyenda o una serie de leyendas de las que se ha desarrollado:

(a) el grado Hirámico que era trabajado en unas pocas logias sin duda ya en el 1720 (b) el grado del Real Arco del que se sabe ya se trabajaba en los 1740’s y 1750’s (c) algunos grados adicionales. Se cree que las tres provienen de una fuente común y, aunque han evolucionado en líneas muy diferentes, se está ejecutando a través de ellas un tema reconocible.
Los estudiosos de la talla de J.E.S. Tuckett y el Conde Goblet d’Alviella fueron destacados promotores de esta posibilidad. Consideraron que las leyendas relativas a Hiram y al Real Arco eran las porciones sobrevivientes de una Tradición artesanal que originalmente contenían esta y otras leyendas o similares; el Conde consideraba que la masonería surgió de “una fructífera unión entre el gremio profesional de los masones medievales y un secreto grupo de adeptos filosóficos”. La Cofradía le daba la forma y los filósofos el espíritu.

La primera referencia impresa a la Masonería del Real Arco aparece en Dublín (Irlanda) en 1743, en un diario conteniendo un informe de …”el Real Arco llevado en procesión por dos Excelentes Masones”. No hay certidumbre acerca de si se estaba refiriendo al grado del Real Arco, pero es probable que fue así. En 1744, fue publicado por
Dassigny un artículo titulado “Un Estudio Serio e Imparcial sobre la Causa de la Decadencia Actual de la Francmasonería en el Reino de Irlanda”. El mismo contenía referencia al grado del Real Arco, pero Dassigny no lo aceptó y pensó que era un fraude. Sin embargo, muy poco tiempo después estaba prosperando. Laurence Dermott, el segundo Gran Secretario de los “Antiguos”, fue siempre un entusiasta del Real Arco, al que describió como “la raíz, corazón y médula de la Masonería”. El más antiguo registro escrito del Real Arco data de 1741, pero de ninguna manera esto implica que se haya originado en ese año; es imposible señalar una fecha, y decir que fue en ese año que nació el Real Arco. Es sin embargo obvio que un grado similar a nuestro Real Arco se presupone derivado del ritual del Maestro Masón, y una hipótesis aceptable es que los secretos esenciales del Real Arco correspondieron a la Veneratura y eran conferidos al V.M., no en su instalación sino al concluir el año de su mandato, y que eran cierto tipo de recompensa que se le acordaba por servicios prestados a la Orden, al desempeñar eficientemente los onerosos
deberes de V. Maestro de una Logia Con excepción del grado del Maestro, no existe otro grado en la Masonería tan extensamente difundido, o que sea tan importante en su valor histórico y simbólico, coma el Arco Real, o, como se le ha llamado, flor razón de su significación sublime el ‘Arco Real Sagrado”. Dermott le llama ‘la raíz, corazón, y esencia
de la Masonería,” y Oliver dice que es “indescriptiblemente más augusto, sublime, e importante que cualquiera que le precede, y es, en efecto, la cima y perfección de la Masonería Antigua.” Se encuentra, efectivamente, en cada uno de los Ritos, en alguna forma modificada, y algunas veces bajo nombre diferente, pero conservando siempre esas mismas relaciones simbólicas de la Palabra Perdida que constituyen su carácter esencial.

Cualquiera que estudie cuidadosamente el grado del Maestro en su significación simbólica, sé convencerá que se encuentra en una condición mutilada, es decir que es imperfecto e incompleto en su historia, y que, terminando bruscamente en su simbolismo, deja a la mente en espera de algo más que es necesario a su perfección.

Esta deficiencia la suple el grado del Arco Real. Así es que, cuando tuvo lugar la unión en Inglaterra, en 1818, entre las dos Grandes Logias rivales, no obstante que existía una disposición hereditaria y vigorosa en la parte de los Masones Ingleses con el fin de preservar la simplicidad del antiguos rituales limitando a la Francmasonería a los tres grados
simbólicos, fue necesario definir la Masonería del Orden antiguo como consistente de tres grados, incluyendo el Arco Real Sagrado.

Hubo un tiempo en que el Arco Real no existía como grado independiente, sino que era una parte complementaria del grado del Maestro, al que dio la necesaria realización. Ramsay lo introdujo en los grados superiores del continente;
Darrnott lo creó y estableció para el uso de su Gran Logia; y que Dunckerley se dice lo desunió del tercer grado en la Gran Logia Legal de Inglaterra. El método preciso y época de su separación después de haber sido establecido por tercera vez, como grado independiente, constituye una parte importante e interesante de la historia de la Masonería.

Es evidente que la existencia del Arco Real como grado independiente y distinto, data de una época comparativamente moderna. En ninguno de los registros antiguos manuscritos de la Masonería existe la referencia más insignificante de
él, a la vez que Anderson no lo menciona de ningún modo en su historia de la Orden. La palabra verdadera, que constituye el carácter esencial del grado del Arco Real fue encontrada por el Dr. Oliver en un retablo antiguo del Maestro Masón de fecha aproximada al año 1725 por lo que concluye así (Orden de Inglaterra R A., p. 20) “que la
palabra, en esa época no había sido apartada del tercer grado y transferida a otro” en otras palabras, que el grado del Arco Real no habría sido construido entonces.

El período último en que se menciona en Inglaterra que él pudo encontrar, fue en el año 1740. Exactamente dos años después de que aconteció el cisma que separó la Logia antigua de la Gran Logia Moderna, uso los títulos generalmente aceptados, sin ninguna referencia a su propiedad

y atribuye su formación al cuerpo anterior. Stone, (Cartas Sobre la Masonería, p. 50,) que posee un conocimiento perfecto de la historia Masónica, atribuye su origen al Capitulo Primordial de Arras. Pero ese cuerpo fué establecido por el joven Pretendiente en 1747, y Oliver, como se demuestra, reconoció la existencia del grado en Inglaterra siete años antes, Sin embargo, la verdad es que, Ramsay, mucho antes habia incorporado el grado del Arco Real bajo un titulo diferente en sus grados superiores, y no hay duda que Dertnott, que fué realmente el inventor del sistema Inglés, debía a él muchas de sus ideas lo mismo que aconteció posteriormente a Dunckerley cuando compuso el Arco Real para la Gran Logia Legal, pero el sistema de Ramsay era muy diferente en sus detalles principales al de ambos. Ramsay, hacia la época de la innovación de Dermott, había visitado Inglaterra, e intentado introducir sus grados superiores, los
que fueron rehusados por la Gran Logia Legal y hay muchas razones para creer que él comunicó a la Masonería separatista una parte principal de las invenciones que él había implantado en la Masonería del continente.


Oliver dice que el Arco Real que fué inventado por los separatistas, “aunque contenía elementos de sublimidad suprema, era imperfecto en su construcción y poco satisfactorio en su resultado. Como a fines del año de 1758, la Gran
Logia Constitucional no tenía grado del Arco Real, pues en ese año el Gran Secretario declaró que nuestra sociedad no es Arco Antiguo ni Arco Real ;‘ y en la lectura del tercer grado preparado por Anderson y Desaguliers dice que “lo que existía perdido se ha encontrado ahora,” lo cual significaba, dice Oliver, que la palabra del maestro masón se otorgó al Masón recientemente ascendido en las últimas ceremonias del tercer grado, lo cual prevenía la necesidad del grado del Arco Real.

Pero hacia el año 1770, Tomás Dunckerley, que había sido autorizado por la Gran Logia Constitucional, o los “Modernos,” para inaugurar un nuevo sistema de lecturas, comenzó sus modificaciones del antiguo sistema, las que se han practicado hasta la fecha y que consisten en separar la palabra del Maestro del tercer grado, Esto dio origen a la necesidad de un nuevo grado; por lo que Dunckerley, copiando de Ramsay, de Dermott, y de su propia invención, fabrico el grado del Arco Real para los Masones Modernos; siendo una Innovación violenta, cuyo éxito se debe unicamente a su gran popularidad que tenía en la Orden y la influencia del Gran Maestro. Oliver cree, por buenas razones, que la introducción del grado del Arco Real en el sistema Moderno no podría haber sido anterior a la dedicación del Salón de los Francmasones en Diez años después de que los reglamentos del grado fueron establecidos por primera vez, y en que la unión de las dos Grandes Logias en 1813, tuvo lugar, fue reconocido formal y oficialmente
el Arco Real Sagrado, como una parte de la Masonería del Orden Antiguo, el que ha permanecido desde entonces en dicha forma.

El resultado de las investigaciones en que se han confiado, principalmente en la autoridad del inteligente Oliver, es que, hasta el año 1740, el elemento esencial del Arco Real constituía parte componente del Grado de Maestro, y era, por supuesto, su parte concluyente; que como grado no fue reconocido del todo siendo solamente el complemento de uno; y que en la época en que fue separado de su relación original y elevado a la posición e investido con la forma de un grado distinto por el cuerpo que se llamaba ‘la Gran Logia de Inglaterra según las Antiguas Constituciones,” y que se conoce familiarmente tomo la Logia de Dermott o la Gran Logia Athol, y frecuentemente como ‘los Antiguos;” que en 1776 un grado semejante construido por Dunckerlev, fué adoptado por La Gran Logia Constitucional. o
los “Modernos,” y que en 1813 fué reconocida formalmente como parte de la Gran Logia Unida de Inglaterra Conservado en todas partes la identidad en su significación simbólica, el Arco Real varia en diferentes países en sus detalles históricos.


En Inglaterra en 1834 se hicieron varios cambios considerables en las ceremonias de exaltación, pero se conservaba el diseño general del sistema. El grado es el cuarto en la serie masónica, y el Maestro Masón que ha permanecido así por
doce meses, es elegible para la exaltación. Los oficiales principales del Capítulo ingles son: los tres Principales, Zorobabel, Ageo y Josué; tres Residentes Templarios y dos Escribas, Ezra, y Nehemiah un Tesorero y un Bedel. Como quiera que la leyenda o basehistórica variase en los diferentes Ritos. en todos ellos era idéntica la significación simbólica del Arco Real. Es importante en los sistemas en que se encuentra, pero no es esencial. El verdadero simbolismo del sistema del Arco Real se funda en el descubrimiento de la Palabra Perdida.

Nunca es por demás el repetir que la PALABRA es, en la Masonería, el símbolo de la VERDAD. Esta verdad es el gran objeto que persigue la Masonería el principio y tendencia de todas sus investigaciones la recompensa prometida a todos los esfuerzos masónicos, y que se busca diligentemente en todos los grados a que se aproxima constantemente pero nunca se comprende perfectamente e íntimamente, hasta que al fín, en el Arco Real, los velos que cubren el objeto de nuestra investigación se descubre ante nuestra vista, y se revela el inestimable premio.

Esta verdad, que es el gran objeto de las investigaciones de la Masonería, no es precisamente la verdad de la
ciencia, o la verdad de la historia, pero es la verdad más importante que es sinónimo del conocimiento de la naturaleza de Dios, es esa verdad que se encuentra en el Tetragrama Sagrado, o nombre omnipotente, comprendiendo su significación su existencia eterna, presente, pasada y futura, a la que alude al declarar a Moisés, me he presentado a Abrahan, Isaac y a Jacob por el nombre de Dios Omnipotente; pero no me conocían por mi nombre de Jehová.

El descubrimiento de esta verdad es entonces, el simbolismo esencial del grado del Arco Real. Donde quiera que se practique, y bajo algún nombre peculiar el grado se encuentra en todos los Ritos de la Masonería; este simbolismo permanece. Pero no obstante, la leyenda puede variar, las ceremonias de recepción y los pasos preliminares de iniciación pueden diferir, pero la consumación es siempre la misma el gran descubrimiento que representa el conocimiento de la VERDAD.

Conclusión

Históricamente, el conocimiento masónico en Europa continental, se encuentra en el 1600, heredero del puro y antiguo, y marcado por los constructores de catedrales, a su vez herederos de los constructores romanos, estos de los hebreos y griegos y estos de los egipcios, inicia una migración a la Gran Bretaña, Suiza, Alemania y otros países protestantes. ¿La razón? La Francia de Felipe “El Hermoso”, el Rey de Piedra, se hacia con las posesiones de la Orden del Templo. El acto político, y económico, ponía a los caballeros Templarios fuera de la ley y la razón estratégica de Felipe fue la persecución religiosa y la Santa Inquisición fue su espada. Esto hizo que la estrecha relación entre los herederos de la sabiduría de los constructores del templo de Salomón y los caballeros del templo de Salomón, los convirtiera en victimas propiciatorias para el brazo armado de la Iglesia Católica Apostólica Romana. Así, las logias francesas entraron en el más absoluto secreto, y muchos emigraron para trabajar en paz. En las islas Británicas se refugiaron muchos maestros. Rápidamente se apoyaron en la aristocracia inglesa con la cual tenían un enemigo común en la Iglesia Católica Apostólica.

La Suprema Orden del Santo Real Arco de Jerusalén se encuentra arraigada y validada por el nacimiento de la Gran Logia de Londres y Westminster, la Gran Logia Unida de Inglaterra y la unión de Modernos y Antiguos, identificada
como la Masonería Pura y Antigua .

Jaime La Fuente Gutiérrez


Valle de Santa Cruz, Febrero, 22 del 2012 e.v

Referencias:

  • Ritual de SRA de Jerusalén
  • Compendio de planchas – Soberano Capitulo Excélsior N° 39
  • El Arco Real Su Significado Oculto-George H. Steinmetz
  • Enciclopedia de la Francmasonería Albert G. Mackey, – .
  • Diccionario Enciclopédico de la Masonería Frau Abrines-Arus Arderio

Vistas:
627

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si deseas publicar un trabajo envíalo a esotomayor@alianzafraternal.org