Categorías

ACTITUD DEL PRINCIPE DEL TABERNACULO EN LA SOCIEDAD

Para Empezar este trabajo definiremos primeramente el término príncipe del tabernáculo.  Según el diccionario, Príncipe es una noción que deriva de princeps (término latino) y que suele referirse al heredero de una Corona. El príncipe, por lo tanto, es quien sucederá al rey en el trono y se convertirá en el soberano de una región cuando el monarca actual muera o abdique. El Tabernáculo o Santuario, (en hebreo, Mishkán, literalmente «morada»), según el Tanaj, fue el santuario móvil construido por los israelitas bajo las instrucciones dadas por Dios a Moisés en el Monte Sinaí.​

Hasta este punto es difícil sacar una definición del término príncipe del tabernáculo. por lo que trataremos de investigar por medio de escritos masónicos.

Según Albert Pike, los símbolos fueron el lenguaje casi universal de la teología antigua. Se revelaron como método de instrucción más inmediato, pues al igual que la naturaleza misma se dirigían al entendimiento a través de la vista y las expresiones más antiguas que implicaban la transmisión de conocimiento religioso, apelaban a una imagen visual.

Los sabios antiguos, tanto bárbaros como griegos, revestían sus enseñanzas de enigmas y adivinanzas y sus lecciones servían tanto de símbolos visibles cómo de parábolas y de los oscuros proverbios antiguos, cuya transmisión inalterada de generación en generación era considerada un deber sagrado por parte de los israelitas. Los elementos didácticos empleados por el hombre ya fuesen objetos emblemáticos o acciones, símbolos o ceremonias místicas, resultaban similares a los signos revelados y hechos portentosos que acontecían en los sueños o en el paso entre la vigilia y el sueño, y que suponía que expresaban las intenciones de los dioses.

Los misterios consistían en una serie de enseñanzas simbólicas, y lo que se decía allí no era sino explicaciones accesorias a la liturgia o a la iconografía, comentarios sagrados explicativos de los símbolos establecidos. algunas de esas tradiciones e independientes incluían la

especulación moral o sobre la naturaleza, siendo los astros y los planetas los elementos empleados para plasmar verdades filosóficas y Morales. los acontecimientos de la Historia Natural se entremezclaban con los de la raza humana, dé forma que la naturaleza misma se convertía en expositor de enseñanzas morales.

Los misterios no consistían únicamente en unas purificaciones y en la observancia de algunas fórmulas arbitrarias y ceremoniales; ni tampoco algún recordatorio de la antigua condición de la raza humana previa a la civilización, sino que movían a los hombres a la piedad por medio de la instrucción moral y la conciencia de una vida futura, lo que desde un momento muy temprano, si bien no desde el mismo origen, constituía la parte principal del ceremonial.

El gran propósito de los misterios en general era un gran proyecto político: mejorar nuestra raza, perfeccionar su comportamiento y moral, y conseguir que los seres humanos restringiesen su comportamiento a unos límites morales más estrictos de lo que imponen las leyes humanas. Fueron creación de aquella antigua ciencia de sabiduría que agotó sus recursos para hacer unas leyes perfectas; y de aquella filosofía que siempre ha perseguido asegurar la felicidad del hombre purificando su alma y las pasiones que pueden turbarle, y es evidente que los misterios fueron obra de unos genios por su empleo de todas las Ciencias, el profundo conocimiento del alma humana y de la manera de someterla.

Para ser considerado digno de recibir la antorcha de los Misterios, un aspirante debe haber dado suficiente evidencia de compasión, piedad y  justicia. Después de su Iniciación es requerido a manifestar fielmente las virtudes sociales para recibir las recompensas, tales como participación en las ceremonias. El uso de símbolos, la lengua universal de la teología antigua era un vehículo esencial de la comunicación misteriosa. Una serie progresiva intentó recordar al hombre su origen divino y cómo él puede finalmente volver. Le hicieron consciente de su identidad, de la nobleza de su creación, de la grandeza de su destino, y de su superioridad sobre los animales. De hecho, así como especulamos hoy sobre los enigmas de la naturaleza, vemos que los antiguos anticiparon nuestras ideas. Lo más profundo de sus pensamientos

estaban encajados secreta y profundamente dentro de los símbolos que utilizaron más elocuentemente que las palabras para expresar esas ideas sublimes que luchaban para ser lanzadas al contemplarse el gran conjunto de fenómenos: Nacimiento, Vida, Muerte, Resurrección, Eternidad, Dios.

Básicamente el grado 24 Príncipe del Tabernáculo se basa en lo que significa un jurado. Concluyendo que el juicio por jurados es la mejor forma de administrar justicia. El símbolo principal del grado es el trípode con siete luces. Debajo siete letreros que obviamente pertenecen a cada luz. Que son: por un lado. sabiduría, buena fe y fidelidad. Y del otro lado: derecho de reunión, habeas corpus, juicio de amparo y juicio por jurados. Al concluir la ceremonia de iniciación del grado 24 Príncipe del Tabernáculo, el mismo está preparado para impartir justicia en cualquier ámbito quien el postulante es el levita del grado 23. El mismo está preparado para impartir justicia en cualquier ámbito.  Consiguiendo la sabiduría que iluminará su inteligencia y que esa sabiduría  propagarla con el derecho de reunión. La buena fe con la que aplicará su sabiduría y la fidelidad con la cual enaltecerá su lealtad a sus ideas y principios.

La fidelidad va ligada a la lealtad. En términos más amplios, la fidelidad es una práctica constante de la lealtad. Una cualidad que no debemos de perder nunca. Una cualidad que nos enaltece y nos hace dignos de llamarnos caballeros. Porque tener cientos de cualidades, pero si no nos somos leales y nos dejamos vencer por el ego y el protagonismo tarde o temprano se desvanece todo.

En conclusión al ser un príncipe del tabernáculo, somos herederos de una corona, un trono, un deber que en este caso es la sociedad en la que vivimos y al tener un santuario itinerante que es el tabernáculo dedicado al G:.A:.D:.U:.,  con el estudio y la interpretación de todos los misterios conocidos y el hecho de haber sido iniciados en la Orden, tenemos la potestad de impartir justicia en cualquier ámbito de la sociedad basándonos:  en la sabiduría, la buena fe y la fidelidad garantizando con nuestros actos el derecho a reunión, habeas Corpus, juicio de amparo y juicios por jurados.

Esta es la gran tarea que todos los iniciados tenemos con el fin de tener una sociedad más humana más justa y que defienda a las minorías de las mayorías, a la madre tierra que nos cobija y nos alimenta para que así podamos dejar a nuestros hijos y nietos un mundo mejor y digno para vivir.

Juan Murillo Carrillo, 24°

Camp:. Cochabamba XXX de Septiembre de 2019 e:. v:.

BIBLIOGRAFIA

“Moral y Dogma del Rito Escoces Antiguo y Aceptado”

“Diccionario Wikipedia”

Vistas:
274
Etiquetas (Tags):
·
Categoría:
REAA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *