Categorías

23º Jefe del Tabernáculo Templario

Grado Vigésimo Tercero del Rito Escocés Antiguo y Aceptado

Quinto Grado del Consejo de Caballeros Kadosh

Quinto de los Grados Históricos y Filosóficos

Quinto de los Grados definidamente Templarios

Quinto Grado de la Sexta Clase o Serie

Los orígenes del grado:

  …probablemente sean algo más recientes que los de otros grados del Rito Escocés.  La tradición del escocismo dice que este fue uno de los ocho grados que Federico de Prusia agregó en 1786 al Rito de Perfección, conformando de esa manera la escala actual de treinta y tres grados.Ø  La investigación histórica parece indicar, sin embargo, que lo antedicho pertenece sólo a la leyenda.Ø  En la jurisdicción norte del Rito Escocés de Estados Unidos, este grado actualmente se denomina “Knight of Valor” (Caballero Valeroso).

Las ceremonias religiosas antiguas consistían principalmente en la adoración y los ritos privados llamados misterios. Solamente los Iniciados podían asistir a éstos últimos. Estaban a su turno, divididos en los misterios menores que se ocupaban de las virtudes básicas apropiadas para las masas, y los misterios mayores que estaban reservados para los más iluminados o para la realeza, y estos revelaban las verdades del universo y la omnipotencia de la deidad.
Años de práctica de las virtudes más rígidas y pruebas del desarrollo de la profundidad espiritual eran requeridas como condiciones para el ingreso a los misterios mayores. Las ceremonias eran llevadas a cabo en la noche en algún lugar secreto y escenificaban a menudo alguna leyenda con dramas sagrados a modo de instrucción.Los candidatos generalmente eran instruidos a interpretar las verdades por sí mismos. Éstos incluyeron a los grandes del día, tales como Moisés, Platón y Pitágoras; los que, a su turno enseñaban a otros las doctrinas esenciales. La misma práctica se sigue en la masonería. Enseñar con alegorías y símbolos, permitiendo a un Iniciado captar tanto como su capacidad mental pueda entender; cada masón convirtiéndose en adepto hasta el punto de que él estudie para sí y entienda. Este grado conmemora el comienzo de la Orden del Sacerdocio en Aarón y su hijo. Al ocuparse de los misterios antiguos, introduce los misterios menores. La escena es el yermo de Sinaí en un campamento de las Doce Tribus de Israel. Las carpas armadas en un gran círculo, el centro es la carpa del tabernáculo. Moisés y Aarón dirigen la acción en la cual uno de los levitas es iniciado en las filas de los Guardianes del Templo.Esto simboliza el primer paso del hombre en el conocimiento de cosas santas y su ingreso en los misterios menores.Los misterios nunca fueron revelados a ninguna persona no considerada digna y bien capacitada. Debe haber sido justa, recta y veraz, poseída de un buen carácter moral y digna de un buen informe. Para lograr estos derechos y ceremonias, el aspirante tenía que ser sometido de antemano a una prueba necesaria de su valía y sus calificaciones. Los expedientes históricos dicen que cuando el docto y antiguo hermano Pitágoras se presentó para la iniciación, experimentó la más prolífica investigación durante la cual él exhibió gran fortaleza de ánimo y paciencia.Él entendió la sublimidad y la grandeza de las filosofías profundas. Una vez dentro de los portales místicos, el candidato tenía que pasar por las ceremonias más penetrantes y majestuosas antes de ser merecedor a la confianza para recibir una llave de la simbología. Recién entonces el velo le era levantado y se le revelaba las glorias inefables. Pero antes, la luz resplandeciente del santuario lo cegaba y él así entendía que no hay una revelación inmediata, instantánea; más bien, una comprensión de que la sublimidad y la grandeza se alcanzan solamente mediante la meditación y el estudio serios. Tal método finalmente lo llenaba de gran admiración por la majestuosa belleza y las enseñanzas esotéricas de la ilustre fraternidad a través de los símbolos.Éstos incluían el Nivel, representando la Igualdad y la Fraternidad Universal del Hombre; la Escuadra, representando la Justicia, la Honradez de propósito y el trato justo hacia todos; la Plomada, representando la conquista de nuestra naturaleza animal más baja e incuestionable Rectitud; el Pavimento de Mosaico, simbolizando la vida humana, el bien y el mal. El mosaico blanco de la Esperanza y el negro de la Adversidad; alegría y felicidad, dolor y tristeza.Las enseñanzas esotéricas de los antiguos misterios se originaron en edades prehistóricas. Esas verdades aún están muy vigentes en todas las religiones y filosofías. El principio está incrustado en la doctrina secreta de los Adeptos y Sabios de la India: que existe un principio creador omnipresente, eterno, omnipotente y omnisciente detrás de todas las manifestaciones. Llamamos a este creador la Deidad, el Gran Arquitecto del Universo. Más aún, la Fraternidad Universal del Hombre como parte del todo Divino, es básica en todas las éticas, y el gran estudio del hombre es el hombre. Así adquiere la Luz con un claro entendimiento de Dios y la Naturaleza.El Rito Escocés es descendiente directo de estas enseñanzas y ha preservado y mantenido el conocimiento y la sabiduría de estas fraternidades antiguas, las que dieron a Grecia su cultura y su refinamiento, y a Roma su civilización.El progreso en las enseñanzas del Rito Escocés depende de la realidad de nuestra visión. Goethe, el poeta alemán y masón, comprendió esto; “El hombre busca su unidad interna, pero su verdadero progreso en el camino depende de su capacidad de resistirse a distorsionar la realidad de acuerdo a sus deseos”.[1]
Este grado está estrechamente conectado con el que le sigue. De forma tal que algunos consideran que nos encontramos en la Antecámara del 24°.Por otra parte, recordemos que el término “Jefe del Tabernáculo” ya había aparecido en el grado 9° (Elegido de los Nueve), como una explicación del significado de la palabra Bagulkal.Tal analogía no es casual: como veremos, uno de los atributos del Maestro en el 23° es el puñal, que era la joya y el símbolo más importante del 9°.
Algunos afirman que este grado presenta analogías con el 2° de las versiones modernas de la Orden del Temple.Lo cierto es que el 23°, el 24° y el 25° forman un ternario de grados centrados en el Tabernáculo, y con definidas resonancias Templarias.De hecho, algunos Rituales se refieren al 23° como al “primer grado”, lo que refiere a un sistema completo, “injertado” en el Rito Escocés.Es posible, por lo tanto, que estos tres grados se hayan originado conjuntamente, pero no tenemos documentos que lo certifiquen.

Los objetivos exotéricos del grado son

  •  Fomentar la más absoluta tolerancia religiosa.
  • Trabajar para eliminar la superstición, y el temor originado en motivos religiosos.
  • Trabajar para eliminar cualquier tipo de privilegio poseído por la “casta” sacerdotal.  Trabajar por el establecimiento de la instancia jurídica conocida como “Hábeas Corpus”.  Promover constantemente la igualdad ante la ley el bienestar general de la humanidad.

Los objetivos esotéricos del grado son:

  •  Elevarse por sobre las distinciones artificiales entre monoteísmo y politeísmo.
  • Estudiar el origen común de religiones y mitologías.
  • Profundizar en los arcanos de la Cábala.
  • Estudiar y comprender las verdades y mentiras de la práctica teúrgica.
  • Acercarse a la fuente de donde emana la Luz Primordial.

Entre los símbolos principales de este grado se encuentran:

  •  El Tabernáculo, llamado en hebreo mishkán (מִשְׁכָּן, «morada»), fue el santuario móvil construido por los israelitas en el desierto, durante el éxodo de Egipto, en el que se resguardaban las Tablas de la Ley, la vara de Aarón y un pan de maná dentro del Arca de la Alianza, función que cumplió hasta que fue construido el Templo de Jerusalén por el rey Salomón. Tabernáculo proviene de la palabra latína tabernaculum, que quiere decir tienda. Tabernaculum es diminutivo de taberna, palabra que significa cabaña, caseta o taberna en sentido moderno. También se le denominaba santuario o Lugar de Reunión (מוֹעֵד, mow’ed). Lo anterior relaciona claramente el significado de Tabernáculo con el de Logia.
  • El punto dentro del círculo.
  • Los estandartes de las tribus hebreas.
  • El fuego.Es el símbolo del agente transformador universal, de la gran energía que anima el Cosmos. No debe confundirse con el “fuego vulgar”, si bien este presenta, al menos externamente, algunas propiedades que se le aproximan. Es la energía que sustenta a las estrellas, a las galaxias, al Cosmos como un todo.
  • El incensario. Estrechamente relacionado con el fuego, es un pequeño athanor, en el que la materia separa su parte fija de su componente volátil.
  • El candelabro de siete brazos.
  • La obscuridad.
  • La luz.
  • Los colores escarlata, blanco, azul y púrpura.
  • El mirto.

[1]http://eruizf.com/masonico/reaa/23_grado.html

Fuente: http://danielpeluas.blogspot.com/2014/07/23-jefe-del-tabernaculo-templario.html

Vistas:
123
Categoría:
General

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Si deseas publicar un trabajo envíalo a esotomayor@alianzafraternal.org